ESPAI RIPALDA. Un nuevo concepto de espacio comercial con la mayor oferta en moda y complementos para la fiesta. 11 Firmas relacionadas con las fallas y la fiesta de la Comunidad Valenciana
››

Historia del pasaje Ripalda

Afinales del siglo XIX, la alta burguesía valenciana, desea trasladar a nuestra ciudad las costumbres y el estilo arquitectónico de las ciudades italianas. Movida por esta corriente, la Condesa de Ripalda, Dña. María Josefa Paulín de la Peña, encargó en 1889 al arquitecto Joaquín Arnau Miramón la construcción del Pasaje Ripalda; quien construyo un conjunto arquitectónico de claro estilo neoclásico sorprendiendo a los valencianos por los imponentes arcos de sus entradas, que daban la bienvenida a sus transeúntes hacia su interior decorado con armoniosos dinteles y ménsulas, todo ello bajo sus claraboyas que llenaban de luz el pasaje.

El Pasaje Ripalda, fue el primer pasaje comercial cubierto que se construyó en la capital valenciana, albergando durante años el Gran Hotel Ripalda que se mantuvo abierto hasta principios de los años cuarenta, tras su cierre, se reestructuró, convirtiéndose en locales comerciales y viviendas.

Fue precisamente en este Hotel donde se instaló en 1897, según algunos historiadores, el primer ascensor de la ciudad.

Hoy en día sus cincuenta metros de longitud siguen llamando la atención de sus caminantes por la belleza de su interior. La galería cubierta por hierro y cristal, alberga a mitad del pasaje un pasillo perpendicular que une las dos jarcias a la altura del primer piso, también llama la

atención, a la altura del entresuelo, los ventanales dintelados de uno de sus lados y los de medio a punto del otro. También destacar un pequeño y curioso mosaico con el nombre del pasaje y el dibujo del Palacio de la Condesa de Ripalda que le da nombre en la puerta de acceso de la calle de San Vicente.

Copyright © 2014 Espai Ripalda. All rights reserved.